- Publicidad -
adidas padel regresa a sus orígenes para presentar la nueva colección 2024 de palas de pádel
- Publicidad -
adidas padel regresa a sus orígenes para presentar la nueva colección 2024 de palas de pádel

Los pelotazos en el pádel: qué tipos hay y cuándo utilizarlos

En el pádel, como en la vida, acertar con la mejor elección en cada momento depende de muchos factores. Esto, por supuesto, también se aplica a la intensidad y dentro del juego la podemos traducir a los pelotazos, esos que tantas alegrías y frustraciones nos han generado durante nuestros partidos.

Muchas veces, este deporte es toda una prueba de fuego para nuestra paciencia. Queremos acabar los puntos cuando no toca y, como consecuencia, le ejercemos una fuerza excesiva a nuestros golpes cuando no toca. Es por ello que este artículo nos va a ser de gran ayuda para diferenciar los tipos de pelotazos que existen en el pádel y cuándo y cómo utilizarlos.

Tipos de pelotazos en el pádel
Foto: Premier Padel

El gran dilema de los pelotazos en pádel

Es obvio que a ninguno de nosotros, y tampoco a nuestros rivales, nos gusta recibir un pelotazo, pero la realidad es que son una parte del juego y en ocasiones, quizá en más de las que nos gustaría, son inevitables. A pesar de ello, sigue si sentarnos muy bien cuando los sentimos impactar contra alguna parte de nuestro cuerpo.

Esto también depende del tipo de pelotazo del que se trate, puesto que no es lo mismo que la pelota nos encuentre en mitad del campo después de que el adversario haya tirado un remate, que estando pegados a la red y uno de los jugadores de en frente nos tire a dar.

Tipos de pelotazos en el pádel

El pelotazo desafortunado

La mayoría de las veces solemos entender que ha sido sin ninguna intención de buscarnos el cuerpo, aunque no todos tienden a pensar así. De hecho, si nos fijamos en nuestro propio ejemplo, lo que buscamos al golpear la bola es hacer un buen remate y no en darle o no al rival.

Si en el camino de la pelota en este remate, este se encuentra mal posicionado y no es capaz de reaccionar para esquivarla, entonces le pediremos perdón, pero nuestra intención inicial estaba muy lejos de ese final del punto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Padel Addict (@padeladdict)

También hay ocasiones que, aunque no quisiéramos hacerlo, es nuestra culpa. No somos máquinas, eso está claro, y como humanos que somos podemos pegarle mal a la bola y que esta impacte donde no queríamos. Una de las posibilidades es que acabe dándole al rival, igual que puede pasarnos al contrario, o incluso darle un pelotazo a nuestro propio compañero.

El pelotazo a propósito

Del mismo modo, en el pádel también existe el pelotazo intencionado. Es este el que realmente nos molesta y puede generar alguna que otra polémica. En concreto, dentro de esos hechos a propósito podemos diferenciar dos tipos: uno flojo sin maldad y otro que busca hacer daño.

Respecto al primero de ellos, al estar pegados a la red es habitual buscar el cuerpo del rival para que no tenga tiempo de reaccionar y, por lo tanto, falle la devolución. Es tan válido como tirarle un globo o buscarle el hueco.

Lebrón ya tiene compañero para el P2 de Venezuela
Foto: Premier Padel

En el caso de los segundos, en cambio, aquí la intención del golpe es muy diferente. Por suerte no todos vivimos algo así en nuestros partidos, pero al realidad es que existen esos pelotazos que van a dar al oponente lo más fuerte posible.

Aquí se queda fuera la táctica, la inteligencia de juego y todo lo que tenga que ver con el pádel. Cuando esto sucede no hay ninguna justificación deportiva y ni siquiera podemos entender las razones que les han llevado a optar por algo así. Fruto de la rabia, la desesperación o la frustración. Quién sabe.

Apuntando a los pies para ganar el punto

Dentro de este tipo de bolas también podemos hablar de la opción de buscar los pies del rival para, así, terminar el punto o, en su defecto, que nos lo deje a huevo. El momento en el que elegimos hacer esto es la clave para que nos funcione y no todos lo tenemos del todo claro.

A modo de consejo, la situación idónea para esta jugada es cuando los oponentes están muy cerca de la red. Al echarle la bola a los pies va a resultarles muy difícil devolverla e, incluso, puede que la dejen en su propio campo.

¿Dónde ver el Leganés Open de Ultimate Padel Tour? Conoce cómo puedes seguir el streaming del segundo torneo de este circuito
Foto: Ultimate Padel Tour

En conclusión, debemos tener claro que llevarnos un pelotazo o dárselo a alguno de nuestros rivales es una jugada más que forma parte del juego del pádel y, en la mayoría de las ocasiones, no debemos entenderla como algo poco ético, sino como parte de la estrategia.

[ninja-inline id=18345]

Adriana Díaz Pérez
Adriana Díaz Pérez
Journalist specialising in sports with experience in national television, radio and press. In training as a physical trainer focused on padel.

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Síguenos!

42,234FansMe gusta
188,101SeguidoresSeguir
2,136SeguidoresSeguir
10,820SeguidoresSeguir
7,060SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -
Conoce m´ás sobre la pista oficial de Premier Padel
Conoce la nueva colección de paleteros adidas de Ale Galán
Hold all the cards Radical
Conoce las nuevas Gel-Challenger 14, unas zapatillas de padel fabricadas para darte comodidad y que tu rendimiento mejore

Últimos artículos

Sponsors oficiales

Logo Adidas
Logo ASICS
client-image
HEAD, sponsor de Padel Addict
Logo SET
J'hayber, sponsor de Padel Addict
Logo Kelme Padel
Logo Wilson
Logo de Tecnifibre
Padel Addict