- Publicidad -
Hazte ya con tus zapatillas Motion Pro, 100% de pádel
Hazte ya con tus zapatillas Motion Pro, 100% de pádel

La importancia de la paciencia en el pádel

La paciencia en el día a día es una virtud muy grande. Tener la calma suficiente para afrontar las situaciones de la vida con serenidad es un punto a favor a la hora de tomar decisiones correctas y en el caso del pádel no hace más que acentuarse este valor.

Muchos jugadores se centran exclusivamente en mejorar la técnica de sus golpes. Tener una bandeja consistente, un remate potente o un globo preciso es muy importante, pero igual de importante es saber escoger cuándo hay que hacer cada cosa sin dejarse llevar por la ansiedad de querer ganar el punto.

Además, en el caso del pádel la importancia se hace aún mayor por las propias características del deporte. Comparado con el tenis, por ejemplo, los puntos son cortos y suele ganarlos el que lleva el peso, pero en el pádel la iniciativa va y viene. Un globo bien tirado o una chiquita precisa pueden dar la vuelta a la situación en un instante. En otro caso, el del baloncesto, los ataques no pueden durar más de 24 segundos, mientras que en el pádel un punto vale lo mismo si dura dos minutos o si dura dos golpes.

- Publicidad -
Descubre la nueva Adipower Light 3.2...¡La perfección no pesa!
- Publicidad -
Descubre la nueva Adipower Light 3.2...¡La perfección no pesa!

La perseverancia es fundamental y se pueden ganar muchos partidos, incluso algunos que parecen perdidos, solo por saber tener más calma que el rival. Muchas veces el pádel es más una cuestión de mente que de físico, por lo que saber jugar las cartas de cada uno con inteligencia es un paso más a la victoria. Pero hablar de paciencia como concepto general en el pádel no es del todo preciso, así que estos son los diferentes aspectos en los que ser paciente da sus frutos.

La importancia de la paciencia en el pádel

Para construir el punto

La paciencia es muy importante a la hora de querer construir un punto

Terminar un lance con un saque-volea es lo ideal, pero no siempre es así. Muchas veces debemos construir el punto a fuego lento para terminar ganándolo. En Padel Addict ya existe un artículo sobre cómo construir un punto, que puedes visitar haciendo clic aquí.

- Publicidad -
Gel-Resolution 9 Padel, nada sienta mejor que la máxima estabilidad
- Publicidad -
Gel-Resolution 9 Padel, nada sienta mejor que la máxima estabilidad

En dicho artículo se habla de tres fases: inicio, intercambio y finalización. La fase de intercambio es cuando se produce un peloteo previo a la finalización y es ahí donde se cometen muchos de los errores que terminar costando caro. Sobre todo, a nivel amateur, suele pasar que se pretende apretar una bola o imprimirle demasiado efecto cuando realmente no hay necesidad. Realizar este tipo de golpes debe hacerse cuando se da la comodidad suficiente para ello. Todo el mundo tiene errores no forzados y no pasa nada por ello, pero estos se pueden reducir teniendo más paciencia a la hora de querer acelerar el juego.

A la hora de finalizar el punto

En la fase de finalización es cuando más notable se hace esa falta de paciencia

En la fase de finalización es cuando más notable se hace esa falta de paciencia. Aquí es donde se producen las conocidas “calentadas”, que es ese momento de envalentonarse demasiado y terminar fallando de manera incoherente.

A todos nos ha pasado lo de construir perfectamente un punto y perderlo por querer sentenciarlo demasiado pronto. Es normal. De hecho, tener una “calentada” de vez en cuando es hasta saludable, sin embargo, cuando se hace habitual, perjudica mucho en los partidos. Cada cosa a su tiempo, pero ¿cuándo es el momento? Un globo corto, una chiquita mal tirada, una bola alta o los rivales descolocados son oportunidades ideales para intentar un winner. No obstante, llevarlo a cabo sin que se dé ninguna de estas circunstancias suele traducirse en punto en contra, así que cuidado con venirse arriba que puede costar partidos.

Cuando toca defender

Defender, como su propio significado indica, es protegerse contra un ataque. Así que, lo de pretender tirar un golpe ganador desde el fondo de la pista es, como mínimo, arriesgado.

Igual que el rival espera un fallo cuando ataca, el defensor también debe ser paciente para esperar su oportunidad. Cuando es momento de ponerse el traje de obrero y trabajar, lo importante es que la bola cruce la red y que el punto siga. Ahora bien, una vez se encuentre un golpe malo, es momento de lanzar un contraataque, pero hasta entonces, es mejor aguantar.

No siempre se puede tirar un globo milimétrico o devolver con fuerza desde el fondo de la pista. Este tipo de golpes deben ocurrir cuando hay la comodidad suficiente para realizarlos.

Con el compañero

Como se resalta en otro artículo de Padel Addict sobre los valores del pádel, el compañerismo es fundamental. Al tratarse de un deporte de dobles, la confianza entre jugadores es clave.

Por muy bueno que sea, hay días que a la pareja no le sale nada, que no está acertada y dan ganas de restregarlo contra el cristal, como en este vídeo de Paquito:

@paquito_navarro

Por dentro Vs por fuera Créditos @curtapadel

♬ som original – maisdoce1

Pero es crucial no perder la cabeza y seguir apoyando, porque incluso en el día más gris se puede dar la vuelta a la situación. Si ya de primeras, la frustración acaba pasando factura, es muy difícil que el resultado termine siendo óptimo.

Por ello, lo mejor es no dejar de apoyar al compañero e intentar remar ambos en la misma dirección.

Con el marcador

Este apartado se puede dividir en función a si el resultado es a favor o en contra.

Con el resultado a favor, es simplemente tener la calma suficiente para no querer terminar antes de tiempo. Se dice que cerrar un partido es lo más difícil del pádel y es que muchas ocasiones esto ocurre por falta de calma. Si todo va bien, no se debe perder la tranquilidad, porque solo hay que seguir haciendo lo mismo y la balanza caerá por su propio peso. El problema viene cuando se quiere forzar la maquinaria, ahí es donde se complica.

En el caso de estar por debajo, hay que tomar como ejemplo al Real Madrid, experto en remontadas. El equipo blanco tiene un doctorado en saber manejar situaciones límite y nunca pierda la calma pese al resultado. A la más mínima oportunidad, hay que venirse arriba y creer que se puede dar la vuelta. En el pádel ocurre lo mismo, nunca hay que acelerarse porque las cosas vayan mal, porque cualquier mínimo detalle puede cambiar las circunstancias.

Por ejemplo, 4-5 abajo en juegos con saque a favor y dos malos golpes: 0-30 perdiendo. Muchas veces en estas situaciones de presión es cuando se dan errores y por querer meter el segundo punto antes que el primero se pierden partidos. Trabajar el encuentro punto a punto sin perder los nervios por el resultado es lo ideal a la hora de ganar. Mantener la cabeza fría ayuda mucho a no cometer más errores no forzados de los debidos.

Moraleja: siempre es posible darle la vuelta a una situación adversa, da igual que sea en el pádel o en la vida. Con esfuerzo, calma, perseverancia y trabajo, todo se puede.

El ejemplo a seguir

La paciencia y tranquilidad a la hora de resolver los encuentros es uno de los fuertes que ha acompañado a Bela en su carrera deportiva

Fernando Belasteguín es un ejemplo de todo en cuanto a lo que a pádel se refiere, pero si por algo destaca el argentino es por esa capacidad de manejo de los partidos.

La paciencia y tranquilidad a la hora de resolver los encuentros es uno de los fuertes que ha acompañado al de Pehuajó durante toda su carrera y los resultados hablan por sí solos. Puede fallar, por supuesto, pero casi nunca lo hace por acelerarse.

Bela es un jugador muy inteligente a la hora de construir un punto, que no le tiembla la muñeca al hacer la misma bandeja cien veces seguidas. Tampoco le puede la presión a la hora de finalizar, sobre todo porque sabe que el remate no es su mayor fuerte. En cuanto a la defensa, poco hay que decir, un animal. Por otro lado, rara vez se le ha visto minando a su compañero y, por último, no se deja influir por el resultado. En definitiva, un jugador que, sin tener las mejores cualidades técnicas del circuito, es el mejor de la historia y en gran parte se debe a su paciencia para llevar los partidos.

Todos estos consejos son muy fáciles de decir, pero más difíciles de llevar a la pista. Lo importante es poco a poco empezar a saber manejar este tipo de situaciones para, a la larga, convertirse en un mejor jugador.

Otros artículos que te pueden interesar:

¡Os invitamos a seguir toda la actualidad del pádel en nuestros perfiles de Facebook, Instagram y Twitter! ¡O si lo prefieres también puedes suscribirte a nuestro newsletter semanal y te mantendremos informado.

[ninja-inline id=18345]

Rodrigo Vázquez Álvarez
Rodrigo Vázquez Álvarez
Estudiante de Periodismo y apasionado del deporte. Gran aficionado al pádel y buscando adentrarme cada vez más en su interesante mundo.

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Síguenos!

28,175FansMe gusta
157,414SeguidoresSeguir
8,327SeguidoresSeguir
- Publicidad -
Consigue un 10% de descuento en todas las palas de KELME con el código de descuento padeladdict10
Descubre la nueva Adipower Light 3.2...¡La perfección no pesa!
Consigue un 10% de descuento en todas las palas de SET con el código de descuento padeladdict10
Conoce la gama Wall Breaker de Tecnifibre
¡Conoce las nuevas palas de pádel de J'hayber!
Gel-Resolution 9 Padel, nada sienta mejor que la máxima estabilidad

Últimos artículos

Sponsors oficiales

Logo Adidas
Logo ASICS
HEAD, sponsor de Padel Addict
Logo SET
J'hayber, sponsor de Padel Addict
Logo Kelme Padel
Logo Wilson
Logo de Tecnifibre